Sáb 27.05.2017
Mar 19.09.2017
Alivio para el Gobierno: la Unión Europea confirmó que desde mañana reducirá aranceles para el biodiésel argentino
Jue 07.09.2017
La Unión Europea reabre su mercado al biodiésel argentino
Vie 01.09.2017
El Gobierno espera una rápida definición en la negociación con EE.UU. por el biodiésel argentino

El biodiésel arrancó bien el año pero ahora se pararon los negocios

Fuente: 
Cancillería.gov.ar
En el primer trimestre de 2017 aumentó el 31,1% la producción frente a igual período de 2016, pero complican las restricciones de EE.UU.

En el período enero-marzo del corriente año, la elaboración de biodiésel creció 31,1% con respecto a los tres primeros meses del año anterior, hasta un nivel de 524.456 toneladas, según las estadísticas difundidas recientemente por el Ministerio de Energía y Minería. Para el bioetanol, en tanto, los datos de la cartera registran un incremento interanual en el primer trimestre de 25,6%, con lo que la elaboración del producto totalizó 247.148 metros cúbicos del biocombustible en cuestión.

En el período enero-marzo las exportaciones del producto a ése y otros destinos cayeron sólo 2,5% en volumen, con respecto a los envíos del mismo lapso de 2016, mientras en valores el ingreso aumentó 26,6%, hasta 146,7 millones de dólares. Para el biodiésel el aumento en las ventas fue de 44,7% frente al mismo lapso de 2016.

Hasta aquí los números de una foto que pronosticaría un año positivo para la actividad. Sin embargo, Claudio Molina, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno, señaló a Super Campo que las operaciones que se ven reflejadas en el primer trimestre fueron cerradas con anterioridad, cuando todavía no se había iniciado la investigación antidumping en los Estados Unidos. Para ponerlo en perspectiva, el año pasado se produjeron unos 2,7 millones de toneladas de biodiésel, de las cuales 1,7 millón se destinaron a la exportación, donde Estados Unidos acaparó el 94%.

Molina describe que “el ritmo de operaciones era muy bueno hasta que aparece este tema de la investigación luego de la denuncia de la National Biodiesel Board, que es el organismo más importante que agrupa a las empresas de biodiésel estadounidenses, que presentaron una denuncia ante el Departamento de Comercio de los Estados Unidos, acusando a la industria argentina de biodiésel de dumping y de ser subsidiado; eso generó la apertura de una investigación, luego una audiencia y un proceso que todavía está en curso. Como resultado de esa investigación puede ser que se aplique un derecho provisorio que, lamentablemente, implica no poder seguir exportando porque los precios van a ser totalmente alterados y ya no vamos a ser competitivos pagando ese arancel, o bien que se desista por parte de Estados Unidos de la aplicación del mismo. Ante el riesgo de que sea aplicado ese arancel provisorio, los compradores de Estados Unidos se retiran del mercado o piden un precio demasiado bajo al cual la industria argentina no puede llegar. Entonces los registros de enero a marzo y los de abril se corresponden a un comercio fluido donde no había ninguna investigación”.

El especialista afirma que “Si hacemos una lectura rápida podemos decir ‘estamos mejor’, pero no es así porque el futuro está complicado. Veníamos muy bien, pero se pararon los negocios y las estadísticas vienen con un retraso”. Con respecto a lo que se espera para el resto del año, Claudio Molina declaró: “En general las expectativas del negocio de exportación son negativas, por lo tanto la producción de este año debería bajar bastante con respecto a los 2,7 millones de toneladas del año pasado. Poner un número en este momento es muy difícil, pero seguro que será más baja con respecto al año pasado”, ratificó en una entrevista con Super Campo.